Adiós 2020

Adiós 2020

30 diciembre, 2020 Sin categoría 0

2020 ha sido un año difícil para todos y todas, qué os vamos a contar que no sepáis. El año del coronavirus. El del confinamiento, des-confinamiento y prácticamente re-confinamiento. El del gel hidroalcohólico, los saludos con el codo y la mascarilla. Un año afectando a la educación, cultura, turismo, ocio, vida social… Un año en el que más allá de los infectados, enfermos y fallecidos, la salud física, psicológica y emocional de toda la sociedad se ha visto mermada como nunca.

Sin embargo, también es el año en el que se evidencia lo evidente: que las relaciones sociales, el arte, la música, la actividad física y la naturaleza son lo que nos mantienen sanos y felices y que quizá no las valorábamos lo suficiente.

El año en el que la actividad física en la calle es más necesaria que nunca.

2020 paso a paso

2020 empezó en Barakaldo con gran energía; arrancaba nuestro curso intensivo de navidad. En estas fechas estaríamos igual de no ser por las restricciones actuales…

Entonces también se inauguraban el parkour-park y rocódromo de Matiko. La instalación dista mucho de un buen y provechoso diseño (esperamos poder ayudar en esta cuestión mediante nuestro asesoramiento a futuros parques) pero debido a que está a cubierto ha convertido en un lugar clásico para la entrenar los días de lluvia. Para nosotros ya es habitual acudir allí cuando el mal tiempo nos impide desarrollar las clases con normalidad.

A mediados de febrero el torneo mundial de trial pasaba por Bilbao, de modo que dimos una exhibición de parkour y freerunning en el Bizkaia Arena del BEC junto a algunos de nuestros chicos, Parkour Bilbao PKB y el grupo Silent. Quien iba a decirnos en aquel momento que lo de juntarse en un estadio se iba a acabar en pocos días.

Llegó marzo y con la creciente tensión llegó el confinamiento domiciliario. Durante 2 meses sin poder salir dimos algunas clases online, tips de entrenamiento en casa y tratamos de animar a la gente a participar en un vídeo colectivo de parkour/ADD desde nuestros hogares.  La gente respondió y el resto es historia.

Después llegó la desescalada con sus diferentes fases. Por fin un respiro y libertad para salir y entrenar. Practicar en solitario permitía concentrarse en aspectos más personales, en debilidades, en la auto-motivación… pero faltaba el aspecto social, el de comunidad. De hecho no fue hasta casi junio que no pudimos retomar las clases. Cuando por fin lo hicimos, fue un verdadero placer.

Fase 0.
Fase 2 (izda y dcha).
Fase 1.

Y llegó el verano, acabó el curso escolar y empezaron nuestros intensivos del periodo vacacional. La sociedad tenía dudas sobre las garantías de higiene y seguridad que pudieran darse en las colonias y campamentos de verano para escolares que venían de 4 meses de educación a distancia. Pero estaba claro que la actividad física individual, sin contacto entre participantes, al aire libre y con medidas añadidas como grupos reducidos, lavado de manos, etc. eran una apuesta segura. Se autorizaron las actividades y nos llevamos una sorpresa con la participación y éxito de los intensivos. Durante 3 semanas fuimos al monte, al mar y a diferentes zonas de Bilbao a aprender y perfeccionar nuestras habilidades de parkour de lunes a viernes por la mañana y sobre todo a celebrar el buen tiempo con aventuras y diversión. Este fue el éxito del año.

En septiembre volvieron las clases en la calle con más limitaciones y restricciones que nunca pero no fue problema para batir récord de asistencia. Septiembre y octubre marcan precedente de lo que nos espera cuando acabe toda esta incertidumbre y ello nos motiva a seguir esforzándonos al máximo.

Hacia finales de octubre llegó el confinamiento perimetral por municipios y dijimos adiós a gran parte de nuestros alumnos y alumnas. Seguido mareo de 6 personas reorganizando grupos y horarios. Poco después a principios de noviembre tuvimos que cerrar todo hasta nuevo aviso y con 2021 a las puertas en esas seguimos.

Por otra parte y centrándonos en lo positivo, a diferencia de en marzo y abril, nuestras alumnas y alumnos y amigos y amigas han podido seguir entrenando por su cuenta y no han parado de hacerlo durante esta segunda etapa en la que no damos clase. ¡Nos llena de orgullo ver en redes como nuestros seguidores siguen llenando la calle de movimiento y acción! Especial mención para los mayores de 30 que están transformando los perfiles típicos con los que nos encontramos al ir a las zonas de entrenamiento:

Aunque enero parece una posibilidad, todavía no sabemos cuando volverán nuestras clases regulares. Los cursos extraescolares se cortaron en marzo de 2020 y no se retomaron y luego en octubre preferimos dejarlo estar. Aunque ha salido alguna actividad suelta, apenas hemos impartido talleres y sesiones individuales ya que la mayoría se han cancelado. En verano no ha habido evento alguno. Deseábamos abrir un centro de entrenamiento y en esta situación es inviable, tendrá que esperar. Y en este momento deberíamos estar llevando a cabo nuestros intensivos de navidad, pero como decíamos al inicio del blog, no está permitido.

Una pequeña crítica

Si la actividad física individual, sin contacto físico entre participantes, desarrollada en espacios abiertos, en una intensidad de esfuerzo baja o moderada y con las medidas añadidas necesarias de lavado de manos o mascarillas era segura en verano, cómo no va a serlo ahora.

Las medidas impuestas y recomendaciones a lo largo del año han sido más o menos acertadas en diferentes áreas y a diferentes niveles. Por desgracia para nosotros, el Gobierno Vasco no ha estado a la altura de la situación en materia de actividad física y deporte y se nos aplica un bloqueo injusto e injustificado mientras que otros centros como gimnasios y polideportivos sí permanecen abiertos y el deporte federado y profesional parecen inmunizar. El agravio comparativo es más que evidente. Qué decir cuando encima pones la actividad física en perspectiva con otros ámbitos.

Nota: la imagen representa el cierre de gimnasios de otra CCAA.

En esa línea, este noviembre el Consejo COLEF del que somos colegiados publicaba su manifiesto por la consideración de la actividad física como actividad esencial. Recomendamos encarecidamente su lectura, ya no solo por la desigualdad de trato en esta pandemia, sino por la salud a todos los niveles de la sociedad en el futuro. Sin duda la actividad física no solo no es parte del problema, sino que es parte de la solución.

Adiós 2020, ¡hola 2021!

Si has llegado hasta aquí casi seguro has participado en alguna actividad INDARREZ o eres alguien muy cercano. Por eso queremos agradecerte habernos acompañado en un año tan surrealista. Sabemos que esto no va solucionarse pronto pero también somos optimistas para 2021. La gente necesita estar activa y sana y siempre con garantías de higiene y seguridad. Por ello el ejercicio al aire libre es ideal. Más concretamente, el movimiento natural y, por consiguiente, el parkour/ADD son ideales.

Os deseamos un 2021 lleno de fuerza, salud, vitalidad y felicidad y esperamos disfrutarlo juntos. Eskerrik asko eta urte berri on!

¿Cuál es tu mejor recuerdo con nosotros este 2020?
¿Qué podemos hacer por ti el año que viene?
Dínoslo en los comentarios.

Si el agradecimiento es mutuo nos encantaría que compartieras tu experiencia y valoración públicamente en nuestra ficha de Google (columna derecha). Con tus palabras nos ayudas a que otras personas nos conozcan y confíen en nosotros para seguir creciendo en 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.